Cuando el dolor físico alivia el dolor emocional

Muchos adolescentes (a partir de los 12-16 años) recurren a las autolesiones cuando se sienten desbordados o no saben manejar ciertas situaciones. La forma más común de autolesionarse es mediante arañazos o cortes en brazos, muslos y abdomen, sin embargo, hay adolescentes que recurren a las quemaduras o a los golpes (sobre todo los varones). Estas conductasSigue leyendo “Cuando el dolor físico alivia el dolor emocional”